PROCESANDO

Información FRANQUICIAS
¿No recuerdas tu contraseña? Registrarse

Iniciar Sesión

Lesiones Ligamentosas, Articulares y Tendinosas

Lesiones ligamentosas, articulares y tendinosas (de tejidos blandos)

 

Llamamos tejidos blandos a un conjunto de elementos orgánicos formados por tejido de sostén (tejido conjuntivo). Los tendones, vasos sanguíneos, músculos, tejidos grasos y ligamentos son tejidos blandos.

 

Causas

 

Las lesiones en los tejidos blandos se pueden dar por cualquier impacto o traumatismo  sobre los tejidos blandos como contusiones, torciones o laceraciones, igualmente se puede dar por estrés y esto se debe al sobreuso de un músculo, tendón o ligamento que causará daños con el tiempo. El estrés repetitivo causa micro desgarros en los tejidos y en un período de tiempo se suma a un mayor desgaste.

 

Esto usualmente resulta en inflamación y dolor, y si no se trata inmediatamente, puede resultar en incluso en una fractura.

 

Tipos de lesión

 

  • Los esguinces son lesiones de los ligamentos. Los ligamentos son los tejidos que conectan a los huesos.
  • Las distensiones son lesiones en los músculos y/o los tendones que los unen o los sostienen. Por lo general se producen al estirar el músculo o tirar de él, o por una contracción fuerte y repentina del mismo.
  • Las contusiones son hemorragias dentro de un tejido.
  • Bursitis: inflamación o dolor de la bursa.

 

Todos estos tipos de lesiones de tejidos blandos son comunes. Por lo general son leves, pero a veces pueden ser bastante graves. También pueden ocurrir conjuntamente en una misma zona lesionada.

 

Síntomas

 

Dependiendo de la gravedad de la lesión y las estructuras afectadas puede presentarse:

 

  • Inflamación
  • Dolor
  • Entumecimiento de la zona
  • Limitación del movimiento
  • Hematoma local

 

Tratamiento en Fisioterapia

 

La fisioterapia tiene un actuar en todas las fases de recuperación de este tipo de lesiones:

 

En su etapa agudo el objetivo es el tratamiento analgésico y desinflamatorio como la aplicación de agentes físicos como la crioterapia, termoterapia, electroterapia, uso de ultrasonido, laser terapéutico o el uso de vendajes.  

En etapas crónicas el objetivo es el tratamiento de las secuelas posteriores a la inmovilidad o el reposo con el uso de hidroterapia, ejercicio terapéutico, terapia manual, entrenamiento postural se busca fortalecer, reeducar y estabilizar la zona afectada y las relacionadas con el fin de evitar futuras reincidencias o secuelas por la inmovilidad.